Cementerio Municipal


Construido en 1936, se destaca por su fachada, la luz, la cripta y el cristo.
El edificio es claramente simétrico. El cuerpo central, en eje de simetría, que alberga hall de acceso, capilla y oficinas, corresponde en fachada a una gran cruz griega en cuyo centro se lee la inscripción “R.I.P”.

Las alas laterales que representan un tercio de la altura de esta cruz, siguen un ritmo modular marcado por pilastras estriadas. Están coronadas por una cenefa superior con una suerte de almenas agrupadas. La totalidad de esta fachada presenta un zócalo de piedra con la característica que recurrentemente adopta Salamone para marcar los basamentos material que se repite en los singulares “pilares” que alternadamente conforman el murete que separa el cementerio del eje municipal. Realizado en hormigón, mampostería revocada y detalles de piedra.

Localizado en una zona suburbana de la ciudad de Balcarce, se implanta como parte de un terreno con considerable y cuidada vegetación, retirado de la línea Municipal por medio de un murete de piedra.

En el retiro puede recomponerse un jardín y sectores de estacionamiento. La singularidad formal se hace presente en este entorno, básicamente por la gran cruz de acceso que, aún con simple y austera composición general, cobra su protagonismo no sólo por el volumen y sino también por si significación religiosa.